53. Divagando: Arráncame.


“El Ser humano que promete todo es seguro que no hará nada y cada uno que prometa demasiado se encuentra en peligro de utilizar medios diabólicos para llevar a cabo sus promesas y está ya en el camino de la perdición.”(Carl Gustav Jung)


Simplemente... 
... Vuelve.

A veces la música tiene licencia. Licencia para dolerte por dentro. Para acariciarte el alma.
A veces te baja las sábanas sin pedirte permiso. Sin saber hasta donde, ni hasta cuando. A veces la música te escuece dentro. Y otras se convierte en magia. Porque hay quien sabe ser magia... aunque nunca llegue a saberlo.







Lo que empecé a vivir en primavera, 
me di cuenta de lo que era 
ayer mientras me despedía. 

Cerré los ojos y al tragar saliva, 

aquel hombre se me iba 
como espuma de cerveza. 
Y pasan, los coches pasan, con sus historias, 
la vida queda en las casas y en la memoria. 
La libertad que yo probé contigo, 
no hay vergüenza te lo digo, era lo que más me frenaba. 
Por miedo a no saber corresponderte, 
hoy yo vuelvo a ser valiente, como afrontas lo que pasa. 
Arráncame, la piel a tiras, porque sé 
pasaste por mi lado y no te supe, no te supe ver. 
Arráncame, y enrrédate conmigo, y rómpeme el vestido 
cansemos hasta a los amaneceres. 
Me desperté con el sol en la cara, 
y las arrugas de mi cama eran las que más me pedían 
entre revistas y algún que otro diario, 
retrasé mi calendario para ver si así volvías. 
Arráncame, la piel a tiras porque sé, 
pasaste por mi lado y no te supe, no te supe ver 
Arráncame y enrrédate conmigo, y rómpeme el vestido 
cansemos hasta a los amaneceres.


Comentarios

  1. Lo que sigue a una despedida es lo que aguardamos del mundo. Tras ésta llega la certeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces una separación es inevitable . Por suerte esta parece que es temporal.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Ojalá...
      Ahora solo aguanto la respiración y aprieto, como si la fe fuera cosas de echar muchos huevos. O el tiempo pudiera precipitarse hacia delante.
      :)

      Eliminar
  3. Odio las despedidas, ojalá vuelva antes de los 50 años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 50? Ainsss...
      Como debo interpretar este comentario?
      Y sí, yo también odio las despedidas, las que son inevitables... Más.

      Eliminar
    2. Es un decir, lo vi en 9 semanas y media, pero no me hagas mucho caso... creo que era antes de los cuarenta, no se muy bien.....

      Eliminar
    3. Jajaja... xD que risa.
      Yo ya me montaba mi propia historia como por aquí en la red al final todo el mundo termina conociéndose. Pensaba que lo decías con sentido literal.
      No recuerdo esa frase de la peli, pero espero sean 50, si no... Se me habrá pasado la oportunidad por fecha de caducidad.

      Eliminar

Publicar un comentario

Comparte aquí tus sensaciones.

Lo más leído de los últimos 30 días.

36. Crónicas Dominas: la esclava. rutinas 5.

35. Crónicas dominas: Los hombres que no te amaron (II).

El cebrian.