Arráncame.


“El Ser humano que promete todo es seguro que no hará nada y cada uno que prometa demasiado se encuentra en peligro de utilizar medios diabólicos para llevar a cabo sus promesas y está ya en el camino de la perdición.”(Carl Gustav Jung)


Simplemente... 
... Vuelve.

A veces la música tiene licencia. Licencia para dolerte por dentro. Para acariciarte el alma.
A veces te baja las sábanas sin pedirte permiso. Sin saber hasta donde, ni hasta cuando. A veces la música te escuece dentro. Y otras se convierte en magia. Porque hay quien sabe ser magia... aunque nunca llegue a saberlo.







Lo que empecé a vivir en primavera, 
me di cuenta de lo que era 
ayer mientras me despedía. 

Cerré los ojos y al tragar saliva, 

aquel hombre se me iba 

como espuma de cerveza. 

Y pasan, los coches pasan, con sus historias, 
la vida queda en las casas y en la memoria. 
La libertad que yo probé contigo, 
no hay vergüenza te lo digo, era lo que más me frenaba. 
Por miedo a no saber corresponderte, 
hoy yo vuelvo a ser valiente, como afrontas lo que pasa. 
Arráncame, la piel a tiras, porque sé 
pasaste por mi lado y no te supe, no te supe ver. 
Arráncame, y enrrédate conmigo, y rómpeme el vestido 
cansemos hasta a los amaneceres. 
Me desperté con el sol en la cara, 
y las arrugas de mi cama eran las que más me pedían 
entre revistas y algún que otro diario, 
retrasé mi calendario para ver si así volvías. 
Arráncame, la piel a tiras porque sé, 
pasaste por mi lado y no te supe, no te supe ver 
Arráncame y enrrédate conmigo, y rómpeme el vestido 
cansemos hasta a los amaneceres.


Entradas populares