21/Alaridos del ser.

EL ANGEL CAIDO / AMERICO HUME / 1999
"El ángel caído" Serie Apolipsis de  Americo Hume.


"Eres esclavo de aquello que amas, pero Él no quiere que seas esclavo de otro que Él" (Ibn ‘Atta’il-lah)



El corazón de megan no tenía espacio para nada más: la belleza de la creación le parecía insuficiente, la posibilidad del matrimonio incompatible con su vocación, la promesa del Paraíso un velo, el temor al Infierno otro, ella no tenía tiempo ni para rechazar a Satán ni para atender al Profeta; emprendió su peregrinación a La Morada y cuando el Amo salió a recibirla también se lamentó de no poder ir más allá de la Morada para alcanzar al Morador. 
La ilaha ilallah. No hay más realidad que Él. 
Radical e imposible fue su postura. Al dualismo que es la respiración también hubiera querido saltárselo. Escapar de su condición humana, de esta vida que para ella separaba, ir siempre un poco más allá y morir antes de morir. Salirse de sí para sumergirse en Dios, ese océano. Su piel desvanecida en átomos que nadan por el mar, hecha una con el Uno, vertida por fin en Él, sus lágrimas borrando los límites de su cuerpo y su corazón convertido en espejo del espejo. 
Los peces multiplicándose en su corazón.
(DomMayo).

Comentarios

  1. Amo o amor?... La cualidad por encima del cualificado.

    ResponderEliminar
  2. Parece que es muy feliz.
    Que siga con los peces en el corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los peces en el corazón son el futuro que sueño.
      Y yo... no creo más que en el momento.
      Soy jodidamente realista. Por eso al no disponer de tiempo presente,los llevo seguros todos en peceras, aquí en mi perversa cabeza.

      Eliminar

Publicar un comentario

Comparte aquí tus sensaciones.

Entradas populares