Entradas

Mostrando entradas de julio, 2016

5.Cronicas dominas:Mío.

Imagen
Lo que me gusta de mi sumiso es su constante serenidad conmigo. 
Sí, eso es lo que me gusta de él. Esa actitud en calma que siempre muestra debajo de mí y que tan cachonda y perra me pone. Incluso en los momentos tórridos, él siempre mantiene esa linea constante que a mi me pone.  Me gusta el orden, no concibo el dominio sin equilibrio, y éste, necesita de constancia para que funcione y se de.  Solo le he visto perder la serenidad una vez, aunque se que la pierde en ocasiones, pero el jodio lo didimula tan bien, que yo simplemente lo disfruto. Esa vez fue hace un mes. Cuando después de pedirme por email de un modo que a mi me pareció rimbombante que lo aceptara como mi sumiso, me habló mostrando su gratitud. Esa voz temblona, ese eco quebrado, esa frase al empujón, fue lo que me hizo saber que no me estaba equivocando. Era pura emoción, estaba realmente contento de que yo le hubiese aceptado. Cuando un hombre dominante decide por propia voluntad cambiar su rol a sumiso, es un riesgo q…

10/Sex Diario abierto: El eslabón perdido de una Domina atípica.

Imagen
Hace días que no nos vemos. Y lo confieso, él y yo no tenemos futuro, pero cuando nuestros demonios se alinean no existe más mundo que ese instante en que somos uno. 
Él posee ese sexto sentido para verme sin que yo me desnude. Para hacerlo sin que yo me moleste.  Y posee la capacidad de cubrirme siempre en esa justa medida que me hacer ver las estrellas en la tarde más soleada de un mes de Septiembre. Él es mi chamán, mi apache, salvaje e indómito, y siempre está para mí. Por eso yo vuelvo, como un eslabón perdido, a ramificarme a su savia. 
Me abre la puerta de su casa como Dios lo trajo al mundo. Me quedo en el portal, pensando que quizás no sea buen momento y que pueda estar acompañado. Un hombre como él pocas veces está solo. Me quedo mirando su pene relajado, aún así es impresionante. Solo a mi se me ocurre mirar esa parte de su anatomía cuando no me siento segura para mirar ninguna otra. Y se que él me está mirando a los ojos, esperando que diga algo, leyendo mis silencios. 
— …

4.Crónicas dominas: Erotismo y poesía.

Imagen
Erotismo y poesía: el primero es una metáfora de la sexualidad, la segunda una erotización del lenguaje.(Octavio Paz)

Y yo que soy una insurrecta de los conceptos, solo deseo dominarte. Así que acabemos pronto, entrégame tu voluntad y Ven.

A mi me lo pides por favor.

Imagen
El rapto de las Sabina (Juan de Bolonia 1581-1582)
Una de las cosas que me llamó la atención de la obra de Giambologna, escultor franco-flamenco del siglo XVI. Fue la sensación de fuerza y reto a la gravedad del impulso que la Sabina toma, frente a la resistencia del abrazo del joven Romano que intenta someterla en el agarre. Será por eso de que la cabra tira al monte. Y digo esto porque los expertos en arte dicen que no hay tensión entre los tres personajes, formado estos un núcleo central en las miradas que forman una unificación.  
La obra realizada en mármol blanco mide 410cm de altura, manifiesta el momento en el cual después de que Rómulo fundase Roma y debido a la escases de mujeres fueron a pedirlas a los Sabinos. Estos al negarse, desencadenaron que los Romanos optaran por el secuestro. La imagen representa uno de esos momentos, en que un hombre mayor Sabino sometido en el suelo; ve con desesperación como el joven Romano se lleva a la Sabina y esta a su vez se resiste. Cuenta…

9/Sex Diario Abierto: Malditos sofocos

(c)Elena Kalis - Emptiness
Jajj. Y no, no es que tenga la menopausia en ciernes...  Tampoco se debe a los más de cuarenta grados que hace por esta zona o a que el aire acondicionado hace días que decidió ponerse en huelga y hacer su propia república independiente en mi apartamento. Estos sofocos que arrastro son los daños colaterales de lo perra que me ponen los email de mi puto cabrón, del perro al que he decidido adoptar sin firmar ningún contrato. Y que debido a la realidad de la vida en que vivimos, de momento estamos en lo que a mi me parece los polos opuestos de este jodido planeta. Nunca la Península Ibérica me pareció más extensa, joder. Y pensar que hace un par de semanas estaba asustada porque me parecía que el Norte y el Sur se estrecharan en un impulso brutal de inercia como la de un campo magnético. Jajaja, que ilusa resulta a veces mi cabecita.
Mientras pasan estos días de periodo vacacional. Nos alimentamos de los medios de comunicación existentes para aplacar las ganas…

3/Entre verso y prosa: Amor...Mujer.

Imagen
Amor Mujer, yo hubiera sido tu hijo, por beberte 
la leche de los senos como de un manantial,
por mirarte y sentirte a mi lado y tenerte
en la risa de oro y la voz de cristal.
Por sentirte en mis venas como Dios en los ríos
y adorarte en los tristes huesos de polvo y cal,
porque tu ser pasara sin pena al lado mío
y saliera en la estrofa -limpio de todo mal-. Cómo sabría amarte, mujer, cómo sabría
amarte, amarte como nadie supo jamás!
Morir y todavía
amarte más.
Y todavía
amarte más
y más.
(P. Neruda)

3. Crónicas Irreverentes.

Imagen
Apenas si llevo una hora trabajando sentada a mi mesa de oficina cuando salta la alerta de email entrante en mi bandeja. No tengo ni que abrirlo para saber que es el anónimo de los cojones.
Misma hora, y ya, ahí está puntual.
Lo cierto es que no puedo esperar para abrirlo. Este juego pone alerta todos y cada uno de mis perversos instintos. Miro alrededor para comprobar que ningún curioso anda merodeando cerca de mi mesa, solo me faltaba que me pillen escribiendo guarradas en mis horas de trabajo, al carajo. Se que nos tienen capados los ordenadores de la oficina, pero el único "pringao" que va a leer mis cosas es ese semental prepotente que ahora está tras la puerta de cristales con el rotulo de director general.
Lo abro y sin duda alguna ahí está su frase de presentación.  -¿De que color llevas las bragas hoy? ¿Se puede ser más bestia y borde? Pero por alguna extraña razón su pregunta hace cada día que me ponga como una moto de alta cilindrada en una buena carretera. Y lo d…

3. Crónicas dominas: Así...

Imagen
“Somos lo que poseemos. El hombre que posee dinero es el dinero, el hombre que se identifica con la propiedad es la propiedad, o la casa, los muebles. Lo mismo sucede con las ideas o con la gente, y cuando existe ese afán posesivo, no hay relación. Sin embargo, la mayoría poseemos porque si no, no tenemos nada más; si no poseemos somos cascarones vacíos. Por eso llenamos nuestra vida con muebles, música, conocimientos, con esto o aquello. Este cascarón hace mucho ruido y a ese ruido lo llamamos vivir y con eso, estamos satisfechos. Pero si surge una contrariedad, una pérdida, entonces sufrimos porque de pronto descubrimos lo que somos, un cascarón vacío sin mucho significado.”  (Jiddu Krishnamurti)

Las personas, todas sin excepción,  intentamos sobrevivir a la ignorancia que es la mayor de las dominaciones de este mundo o bien, a nuestras debilidades del ser ante la realidad de la responsabilidad que requiere ser libre.  Hay quienes son privilegiados en esta etapa de la vida; agraciados…